Saltar al contenido

Juguetes para niñas y para niños

17 febrero, 2010

Los padres y educadores que durante un cuarto de siglo han batallado para que los niños y las niñas no sean “predestinados” por sus juguetes, han sido derrotados: las grandes jugueterías retornan a las secciones separadas con juguetes para varones y para niñas.
La tendencia es obvia en la gran cadena de jugueterías Toys R’Us, donde los camiones, los soldados y los artículos de deportes están en la sección de niños, mientras que la de las niñas, donde predomina el color rosado, está repleta de muñecas, juguetes de cocina y cosméticos.
Pero también es evidente en la novísima generación de juegos digitales para una población infantil cada vez más informatizada: están los juegos “de combate” enfocados a los varones, y los juegos para niñas que incluyen “un diario secreto”, simulación de maquillajes y arreglos de hogares virtuales.

Los juguetes no tienen género


Sin embargo, los expertos como Letty Tottin Pogrebin, autora del libro Un crecimiento libre: cómo criar a sus hijos en los años 80, creen que los juguetes “no tienen género”.
El libro de Pogrebin marcó hace 20 años un hito en las tendencias de la educación infantil cuando los jóvenes que crecieron en las décadas de 1960 y 1970 creyeron que podrían modificar el destino de sus hijos con la eliminación de los estereotipos de géneros en los juguetes.
“A pesar del potencial enorme que tienen los juguetes para ampliar el universo de un niño o una niña, a menudo se les ha usado para restringir los papeles sexuales”, indicó Pogrebin. Vuelve la división de papeles.
Sin embargo, la “división de papeles“, que era clásica hace 30 años, está volviendo lentamente al lucrativo negocio de los juguetes, y hoy por hoy vuelve a ser bien clara.
Para los varones se ofrecen, compran y regalan soldaditos, artículos deportivos, automóviles y camiones, pistolas, revólveres, espadas y armaduras de plástico y los libros para varones tienen historias de guerra, de conquista, de poder, de proezas deportivas o invenciones científicas.
Sin embargo, para las niñas se ofrecen las muñecas y sus vestuarios, casas y vajillas, joyas de fantasía, cosméticos, espejos, y juegos de “asistentes” (enfermeras, niñeras, maestras). Los libros para niñas muestran a las mujeres en papeles domésticos, románticos, o como ayudantes de los científicos y de los descubridores.

El fondo de la cuestión

En términos generales los juguetes para niñas les enseñan a que se sienten y jueguen tranquilas, y a que acepten las cosas tal como son”, según la psicóloga Florence Denmark, del Dayson College en la Universidad Pace, de Nueva York. Los juguetes para varones les enseñan a tener un efecto sobre el ambiente, a que desarmen los objetos y vuelvan a construirlos, a que muevan las cosas”, según Denmark. “Así los varones aprenden a verse como agentes creativos en la sociedad”.

About these ads
Sin comentarios aún

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: